Índice


Índice:    I   II   III   IV   V   VI   VII   VIII   IX   X   XI   XII   XIII   XIV   XV   XVI   XVII   XVIII   XIX   XX  

Nº XVIII

- Oye, venía pensando que eso de que antes el Régimen obligara a los chicos a ir a lo que llamaban el servicio militar... pues que ahora parece que se deja a la gente libre de eso.
- Sí, librarse de eso y de lo que sea está siempre bien: lo que pasa es que el Régimen sigue ahí, establecido, y lo que hace es cambiar de formas.
- Ya, pero ahora no hay nada parecido a eso de que obligatoriamente, por la fuerza, quieras o no, tengas que dedicar uno o varios años de tu vida a servir al Régimen.
- Sí que hay algo parecido: lo han sustituido por lo que llaman enseñanza obligatoria, que está impuesta también por la fuerza, como lo del servicio militar, ¿o no?
- Sí, desde luego, “obligatoria” quiere decir eso.
- Y dura muchos más años: no sé cuántos, pero cada vez más, ¿no?
- Pues sí.
- Y supone la dedicación primordial en la vida de los chicos, como en el servicio militar, ¿no?
- Sí, supongo que sí.
- Y no sólo ya se conforman con los chicos, sino que fuerzan a las chicas también, ¿no?
- Sí, claro. Es obligatorio para todos. Entonces, se podría decir que tienen que cumplir el servicio escolar, ¿no?
- Claro. Los niños ya nacen con la obligación espresa de servir diez o no sé cuántos años al Régimen en sus istituciones de enseñanza.
- Y luego quizás más y más años de Educación para seguir escalando posiciones para el Futuro.
- Sí, y ahí sigue la obligación, aunque formalmente no le digan educación obligatoria. Pero, oye: En lo del servicio militar, parece claro que el servicio que se presta es el de matar y morir por la Patria, por el Régimen. Pero, en esta nueva imposición del servicio escolar, ¿cuál es el servicio que se le presta al Régimen?
- Pues no sé. Visto así, como que los chicos que van a los centros de enseñanza están sirviendo al Régimen, pues supongo que ante todo le sirven aprendiendo a obedecer, para después seguir haciéndolo, ¿no?
- Sí, bueno, eso parece que sí. Que el simple hecho de la fuerza que se les hace para ir a esos centros y para cumplir las reglas que los definen, sirve para acostumbrarlos a obedecer y por tanto para acostumbrarlos a que eviten cualquier tipo de razón viva.
- Y también sirven al Régimen aprendiendo y asimilando las Ideas que se les imparte: asignaturas, programas y contenidos bien definidos, y planeados desde arriba, y que, por tanto, están hechos para la defensa del Régimen; para su justificación. Como les dicen a los niños en los colegios: “Conocimiento del medio”. Se entiende que el medio es el Dinero y la Economía funcionando, como si fuera algo inevitable y razonable eso de que haya “Economía”.
- Sí, al llamarle “medio” como le llaman “medio” al agua en el que están los peces -y que si les falta se mueren- están diciendo eso: que es lo que nos rodea y es lo que nos mantiene vivos (o sea, que
es la nueva forma de Dios, que nos crea y nos vivifica). Pero bueno, esas cosas (esas mentiras) parece que no hace falta ir al colegio o a la universidad para que nos las repitan miles de veces: ya lo hace la tele y el resto de los medios de comunicación organizados por el Dinero. Entonces, sigue la pregunta: ¿qué servicio le prestan al Régimen estos centros?
- Bueno, en los colegios y universidades hay una diferencia con respecto a la tele. No en las cosas que dicen, que son las mismas (son la defensa de la Cultura, la Ciencia y la Economía), sino en que en estos centros también se ocupan de esaminar y juzgar uno por uno a los estudiantes, ¿no?
- Sí, desde luego. Podríamos decir que todo en los centros de educ. viene regido por eso de juzgar y por tanto ordenar a los chicos de menos a más. Las notas, el curriculum de los estudiantes, es la forma fundamental de Dinero que se les hace manejar durante años: es como una cuenta corriente, que los va haciendo a unos más que a otros. El Régimen essige a los profesores, antes que nada, que juzguen a los alumnos: que presenten las actas con los chicos ordenados de menos a más. En este sentido, lo que puede haber de honrado en eso de hablarle a otros (quizá más jóvenes) sobre esto o aquello, mostrando las dudas y los asombros, los desengaños y contradicciones que se han ido encontrando (que es lo que a lo mejor alguien después podría llamar “maestro”), el Régimen lo convierte en una especie de mostruo: en el que se busca razón; en el que se busca desengaño (o sea, que no engañe); en el que se busca la dulzura de sentir en común; a ése lo vuelve amargo juez; tasador; traidor a la inocencia.
- Entonces, ¿el servicio que los centr. de educ. le prestan al Régimen es el de juzgar y ordenar a los chicos?¿El de convertirlos a ellos mismos en Dinero?¿En ser más o menos que otro desde lo más pronto posible?
- No. Eso es sólo lo que le hace el Régimen a los profesores (que los somete a la crueldad de convertirse en jueces) y a los chicos (que soportan e incluso quizás algunos se van disciplinando para ser más que los otros; para tener éssito). Pero el servicio fundamental al Régimen no es ése. Es otro más básico y que hace posible todo esto ahí dentro y todos los demás juicios y vigilancias en el resto de Trabajos.
- ¿Y cuál es?
- El sostener una mentira fundamental: que se saben las cosas. Que fundamentalmente sabemos qué pasa. En esa mentira se funda el establecimiento del Régimen; o sea del Dinero; o sea del Futuro.
- Bueno, y que además es el Régimen el que lo sabe y por eso nos lo tiene que enseñar, ¿no?
- No, eso sólo es consecuencia de lo otro. Si se saben las cosas, se sabe quién sabe, y por tanto, se sabe de quién viene razón (no de cualquiera). La mentira fundamental que se cuenta a los chicos en las escuelas es que se sabe qué son las cosas y que van allí a que se las enseñen.
                  (Pablo. Madrid, noviembre 2015)

2 comentarios:

  1. Hola! Ayer paso por mis manos la versión escrita. Me gustaría que intercambiemos impresiones. Me estoy "formando" para ser profesor y estoy de acuerdo en que es una aberración el adoctrinamiento e indefensión aprendida que se traslada en las escuelas. Tenemos un encuentro activista este sábado. Pásate un rato si te parece. Un saludo

    https://m.facebook.com/events/494413330740674?acontext=%7B"ref"%3A104%2C"action_history"%3A"null"%7D&aref=104

    ResponderEliminar
  2. Pero este movimiento EBR busca la renta básica y esto es horrible.Es algo contrario al ser humano,pues lo que necesita el ser humano no es a una instancia superior que le proporcione la pitanza mientras está tumbado en casa,sino que necesita trabajar junto a sus iguales en apoyo mutuo,para lo bueno y para lo malo.Sólo de esta manera puede haber una sociedad de seres humanos libres(hasta donde se pueda,lo humano siempre es limitado)y con conciencia.Todo lo demás son reformismos como los de Podemos,que ya sabemos a donde llevan,a hacer al Estado hiperpoderoso y al pueblo un titere que da risa verlo.

    ResponderEliminar