Índice


Índice:    I   II   III   IV   V   VI   VII   VIII   IX   X   XI   XII   XIII   XIV   XV   XVI   XVII   XVIII   XIX   XX  

Nº XVII

- ¿Y te has fijado cómo es de habitual por parte del poder, de los de arriba, eso del ensalzamiento y mantenimiento de la limpieza?
- ¿Qué limpieza? ¿La personal?¿La de las calles?
- Sí, bueno: la limpieza en general, con ésas y más variantes. Parece una de esas palabras que desde arriba tienen siempre a la mano para echárnosla encima, y por eso puede que sea útil fijarnos en ella.
- Bueno, pero me parece que no es una palabra esclusiva de los de arriba. Cualquiera puede ser más o menos dado a la limpieza, ¿no?
- Sí, eso parece que sí. Pero es que a muchas de las palabras con las que nos amenazan costantemente les pasa eso: que o bien llevan algo de sentido común dentro, pero confundido y aplastado por los usos mentirosos de los de arriba, o bien que aunque sea una palabra enteramente nacida para el sometimiento, sin embargo esté tan metida en la hondura de la persona, que parezca como natural, por usar otra de las palabras favoritas de los de arriba.
- ¿Y 'limpieza' es una palabra de esta clase?
- Quizá. P. ej., parece que la limpieza es la primera disciplina a la que se somete a los críos. No son pocos los trabajos que se llevan los papás para controlar las meadas y cagadas de los pequeños.
- Sí: unido al empeño de taparlos púdicamente, está la costante vigilancia para limpiarlos. Esto mientras ellos no consiguen vigilarse a sí mismos a medida que se van haciendo, como Dios manda, personas...
  Oye, ¿y no se ha usado también lo de la limpieza para hablar de la limpieza de sangre, de la pureza de la estirpe, de la honra de familias y linajes y demás disparates de los de arriba?
- Sí. Disparates sangrientos, claro. Porque en nombre de esa limpieza de sangre o de raza o de patria se han mandado y mandan a morir a millones de muchachillos (claro que rebautizados con el nombre de soldados, que suena más serio y disimula más)...
   ¿Y no te has fijado en la palabra 'guarra', especialmente así, en femenino?
- ¿En qué?
- En que van unidos los dos significados: el de mujer sucia, que no atiende a la limpieza, y el otro: el del insulto por escelencia para la mujer: el de puta.
- Pues es verdad; y que lo de "puta" siga siendo el insulto por escelencia para la mujer, supongo que quiere decir que ésa sigue siendo la culpa fundamental que cae sobre ella, ¿no?
- Sí, desde luego. Y desde que nace. El propio insulto, si nos fijamos en él, lo que declara es la ley que sigue vigente: la de que la mujer, con su sometimiento al orden, quede convertida en Dinero, en algo que vale y que, por tanto, tiene que guardarse apropiadamente.
- Sí, guardarse o gestionarse a sí misma, usando la jerga de los negocios.
- Eso. A poco que cualquier chica se desmande algo,
parece que sigue sonando la ley en boca de las mamás. Ya sabes, esa de "Hija, tienes que hacerte valer"...
  Oye, pero, hablando de culpas, ¿no se le llama también a la culpa "mancha"?
- Pues sí. Y por eso "estar limpio" vale por no tener culpas. Y todos los sortilegios y ceremonias de purificación tanto de sacerdotes o brujos como de la Justicia, parece que siempre tienen ese fin: quitar la mancha; limpiar la culpa.
- O sea, que el empeño del poder en la limpieza parece que no es pequeño... Y se me ocurre esto también: muchas personas, y especialmente mujeres, dicen que cuando se quedan libres o no se les ocurre qué hacer, lo que deciden es ponerse a limpiar algo, sea lo que sea.
- Con lo cual, dejan de estar libres, claro.
- Sí. Parece que en vez de echarse a la calle a ver qué pasa, la limpieza viene a servir como escusa para seguir encerradas, que es lo mandado...
  Oye, lo que me doy cuenta ahora es que esto de mantener la limpieza, en cualquier variante, lo que obliga es a una vigilancia costante.
- Sí: a una vigilancia para intentar que no haya nada fuera de lo previsto. Que no haya nada espontáneo. Nada que desdore la Realidad.
- Quizá ése sea el meollo de la limpieza y por qué el poder está tan interesado en ella: Como la ocupación fundamental del poder es la de decir cómo son las cosas -la de crear Ideas-, parece que necesita costantemente vigilar y eliminar lo que entre las cosas y las gentes viene a desmentir esas Ideas. Parece que necesita con todo lo no previsto, hacer como que no lo hay.
- Sí, y ése parece el mecanismo que hasta los propios sabios (siempre al servicio del poder) tienen que reconocer que se usa en las ideaciones: lo que llaman "astracción": que es, en palabras claras, hacer como que no hay lo que hay.
- O sea, ¿mentir?
- Sí, claro. Aunque eso no lo digan. En eso consiste esa fantasía que llaman Futuro o Realidad.
- Y, por cierto, ¿esa fantasía de querer englobar lo que hay en una Idea, no la intentaron también los antiguos con palabras como 'cosmos' o 'mundo'?
- Sí, parece que ya los cultos de entonces se empeñaban en ese mismo intento fantasioso.
- ¿Y no tienen las dos palabras -'kosmos' y 'mundus'- en su raíz justamente el significado de "limpio"?
- Algo me suena de eso, ahora que lo dices.
                  (Pablo. Allariz, julio 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario